En el afán de mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje, y alineados con las últimas tendencias dentro del campo educativo, este año incorporamos nuevos espacios y propuestas digitales que nos permiten ubicar al alumno en el centro del ecosistema escolar, fomentando sus capacidades creativas y sus ganas de aprender.

En esta nota, Sandra Casalaspro, docente de informática en Primaria y Secundaria, nos cuenta qué sucede puertas adentro del nuevo laboratorio de ciencias, tecnología y robótica:

¿Cuál fue la propuesta de INA para fomentar el aprendizaje de habilidades digitales?

Desde el área de tecnología propusimos que desde primer grado hasta quinto año los alumnos adquieran conocimientos de tecnología y robótica, variando, por supuesto, el grado de dificultad en forma gradual y teniendo en cuenta la etapa evolutiva en la que se encuentra cada estudiante. Trabajamos con un modelo de aprendizaje basado en proyectos llamado STEAM, que integra conocimientos de las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería , Arte y Matemática.

¿Por qué es tan importante que los alumnos tengan este acercamiento a la tecnología digital?

Consideramos que esta propuesta fomenta el aprendizaje verdaderamente significativo porque invita a los alumnos a aprender creando, en colaboración con otros y en busca de nuevas conquistas personales.

¿Qué beneficios tiene esto para el futuro académico y profesional de los chicos?

Los beneficios son múltiples. La educación digital, la programación, la resolución de problemas y la integración de diferentes asignaturas nos permiten desarrollar la creatividad y el pensamiento lógico-abstracto. El ejercicio de aprender haciendo es fundamental para que, en el futuro, podamos resolver los problemas que nos presenta la vida real.

¿Te gustó este artículo? Hacé clic y conocé nuestra propuesta digital en su totalidad.