En el marco de las actividades desarrolladas por el Departamento de Convivencia Escolar, el miércoles 30 de marzo se realizó junto a los padres de primer grado un desayuno taller en el que se trabajaron algunos aspectos centrales de la vida escolar y familiar, como los límites, los usos del tiempo y los hábitos sociales para vincularnos con los otros. A partir de un cuestionario completado por las familias, reflexionamos acerca de la necesidad de establecer pautas compartidas para mejorar la atencionalidad de los alumnos y garantizar una experiencia educativa confortable y rica. A lo largo del encuentro pudimos compartir reflexiones que hicieron del taller una propuesta muy interesante, de mutuo intercambio y aprendizaje.

Desde la escuela agradecemos la presencia y el compromiso de todos los padres.